Educación definió el mecanismo de promoción para estudiantes secundarios santafesinos

Los alumnos del nivel medio que promocionaron de forma acompañada continuarán realizando actividades para completar el aprendizaje de los espacios curriculares del bienio lectivo 2020-2021. El foco seguirá puesto en la revinculación durante todo el año para las vinculaciones más fragilizadas.
escuela-secundaria

Por Mauro Muñoz

No todo es paritarias en el ámbito educativo por estos días. El último viernes 25 de febrero fue la fecha de cierre del inédito bienio lectivo 2020-2021, dictado entre clases virtuales y presencialidad cuidada, con burbujas y protocolos mediante. Ahora, como inicio del ciclo 2022, todos los estudiantes que hayan quedado con algún trayecto pendiente deberán recuperarlo en clases.

El ministerio de Educación de Santa Fe estableció por medio de la circular 1/22 los criterios de promoción de los estudiantes del nivel medio. Se decidió que quienes cursaron primer año promovieron, aun con espacios curriculares adeudados, de “manera acompañada” por vivir el cambio de primaria a secundaria en plena pandemia. Mientras que los alumnos de segundo a quinto año promovieron siempre que hayan aprobado al menos 2 trayectos curriculares, 3 en el caso de la orientación Economía y Administración y 2 de la formación específica en la modalidad Técnica.

Gregorio Vietto, subsecretario de Educación Secundaria del ministerio de Educación de Santa Fe, indicó que los contenidos que no lograron acreditarse en las instancias de recuperación de diciembre y febrero continuarán trabajándose durante el nuevo ciclo lectivo.

“Tras estos dos años pandemia, apostamos a afianzar el vínculo presencial para que ningún estudiante santafesino quede fuera de la escuela, porque si algo aprendimos en este tiempo inédito es que el vínculo amoroso que se forma entre docente-alumno en la escuela es irremplazable. Por eso, ahora que tenemos la oportunidad de recuperar la presencialidad plena, tenemos que concentrarnos en la enseñanza, aprovechando para reforzar aquello que haya quedado pendiente, porque lo importante es que los chicos aprendan”, señaló el funcionario.

 

Refuerzo de verano

Los cambios en la pandemia implicaron un seguimiento de los estudiantes según trayectorias -sostenida, intermitente y de baja intensidad- y una evaluación por trayectos curriculares mas no por asignaturas. En el secundario los trayectos se dividieron en 5: Lengua y Lenguajes, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Matemática, Área Contable.

Hasta fines de noviembre asistieron a sus escuelas los alumnos de trayectoria sostenida, que son quienes lograron acreditar el 70% o más de los contenidos previstos. Mientras que los de trayectoria intermitente o de baja intensidad siguieron con clases hasta el 17 de diciembre. A mediados de febrero se convocó, a medida que los docentes se fueron reincorporando de sus licencias, a estos estudiantes nuevamente para reforzar los aprendizajes pendientes. Ahora, quienes promocionaron de forma acompañada, deberán seguir repasando los contenidos pendientes.

“La idea principal es que estos estudiantes con trayectorias débiles estén expuestos durante más tiempo al vínculo pedagógico para intensificar la presencialidad en su escuela y reforzar los saberes adeudados con sus docentes y sus compañeros”, explicó el subsecretario de Educación Secundaria.

En este procedimiento, cada escuela estuvo encargada de determinar quienes debían asistir a la instancia de intensificación de acuerdo a la priorización curricular establecida en la resolución 367/20 del Consejo Federal de Educación y elevar la información al sistema de la provincia.

Para marzo, la intención es que quienes quedaron con trayectos pendientes puedan intensificar su vínculo pedagógico durante las primeras semanas de marzo. “Buscamos que los chicos sigan yendo a la escuela, que se sientan convocados para no perder el hábito escolar”, indicó Vietto.

En la instancia de cierre, las actividades abarcaron dispositivos variados como trabajos prácticos integradores o evaluaciones escritas, con las que resolver problemáticas del espacio curricular pendiente de aprobación, acorde a los saberes previstos como indispensables, junto con alguna instancia de interacción con el profesor a cargo o algún miembro de la escuela.

“La idea no fue concentrarse de forma exclusiva en la evaluación, sino enseñar evaluando. Hay que considerar que, además de la pandemia, nuestra provincia es muy heterogénea, lo que hace que los modos de apropiarse de los conocimientos no sean de la misma manera para todos. Entonces, buscamos que lo que no pudo ser enseñado se siga trabajando. Y por supuesto que haya una evaluación, pero que sea bajo criterios formativos”, agregó el funcionario.

 

Apoyo específico

Una línea específica de acompañamiento se llevó a cabo para el ciclo básico (1° y 2° año) que adquirió el nombre Vincular. Se trata de un proyecto de tutorías, enmarcado en el plan “Todas las chicas y los chicos en la escuela aprendiendo”, para el que se abrieron a docentes 10 horas por semana para trabajar con alumno de trayectorias más frágiles durante diciembre, febrero y marzo.

“Se trabajó en 254 escuelas del ámbito urbano, que son las que concentran la mayor cantidad de población y presentan el paisaje escolar más heterogéneo. Cada institución convocó a docentes para tomar posesión de las horas creadas y acompañar a los chicos que necesitaban una tutoría extra”, indicó Vietto sobre el programa que seguirá vigente en el primer mes del ciclo 2022.

El proyecto indica que los docentes tutores acompañen a los estudiantes con más dificultades en tareas como el ordenamiento de carpetas y apuntes, consultas con los docentes de cátedra, enseñanza de técnicas de estudios y establecer un circuito de comunicación con las familias, incluso visitando sus hogares en caso de considerarlo necesario.

En ese sentido, el subsecretario adelantó que para el 2022 se encuentran diseñando los dispositivos que funcionarán bajo la órbita del programa nacional “Volvé a la escuela”, que será una ampliación del programa Acompañar. “Las líneas de trabajo para este año tendrán que ver con las interpelaciones que nos hizo y las enseñanzas que nos dejó la pandemia, con respecto a los movimientos que la escuela secundaria necesita para responder mejor a las necesidades que tienen no solo los jóvenes sino la sociedad en general”, señaló.

 

Una nueva evaluación

Con las nuevas pautas, cada escuela fue la responsable de evaluar el recorrido escolar de sus estudiantes trabajando por áreas pedagógicas en vez de la tradicional calificación por materia.

“Queremos que la escuela se concentre en enseñar. Esto no significa dejar de lado la evaluación, sino que se conciba bajo otro paradigma que es focalizar en cuánto se pudo enseñar y qué se logró a nivel aprendizaje para que, con ese diagnóstico, poder saber qué es necesario reforzar”, explicó Vietto sobre la evaluación formativa aplicada.

Consultado por dificultades para consensuar una nota colegiada expuestas por docentes, explicó: “Es entendible que haya cierta dificultad dada por la forma de evaluar. El docente estaba acostumbrado a evaluar de acuerdo a su propio criterio. Lo que pedimos es que ahora se establezca un criterio institucional, en base a los lineamientos ministeriales”.

Y agregó: Entendemos que es una oportunidad para tener una evaluación más amplia y superar la mirada fragmentada de cada espacio curricular, que era una característica propia del nivel secundario hasta antes de la pandemia. No planteamos nada que la escuela no conozca. Estamos hablando de actividades dentro del aula entre los alumnos y sus docentes, que permitan garantizar el aprendizaje”.

 

Primaria

Desde el 10 de febrero también debieron asistir a clases los 6° y 7° del nivel primario durante 2021 para realizar un cierre de los aprendizajes antes de comenzar el ciclo lectivo 2022. En principio, iban a ser convocados todos los estudiantes de esos grados, pero finalmente se decidió enfocar la instancia de refuerzo en los chicos con trayectorias más fragilizadas.

Este nivel, además, tendrá una iniciarán un trayecto formativo especial con el material “Asomate para asombrarte”, elaborado por la subsecretaría de Educación Primaria, para abordar contenidos nodales de matemática y ciencia, tomando como punto de partida una problemática ambiental: la bajante del río Paraná.

3.000 ESTUDIANTES CONVOCADOS A INSTANCIAS DE REFUERZO EN LA CIUDAD DE SANTA FE Y 20.000 ESTUDIANTES CONVOCADOS EN TODA LA PROVINCIA. ES LA CIFRA ESTIMADA DE ESTUDIANTES DE TRAYECTORIAS INTERMITENTES O DE BAJA INTENSIDAD QUE FUERON CONVOCADOS A LA INSTANCIA DE REFUERZO DURANTE EL MES DE FEBRERO EN LA CIUDAD CAPITAL Y EN TODO EL TERRITORIO PROVINCIAL, RESPECTIVAMENTE.

multimedia.normal.b40f6cc91e053086.454c20494e464f524d45205745425f6e6f726d616c2e676966

Te puede interesar

Mantente informado

Boletín de noticias

40061c7b-d3f0-48ed-a792-9b698ce0d158