La campaña de soja en Santa Fe “entre las mejores desde que se tiene registro”

Agropecuarias 20 de julio de 2020 Por Redacción del Informe
El ciclo agrícola del cultivo en el centro y norte de la provincia concluyó con una producción de 4,9 millones de toneladas: un aumento del 16,7% respecto de 2019.
Soja (1)

La campaña del cultivo de soja 2019-2020 en el centro y norte de la provincia de Santa Fe estuvo “entre las mejores desde que se tiene registro”, con una producción final de 4,9 millones de toneladas, lo que representó un aumento respecto del año anterior del 16,7%.

Así lo indica un informe de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, elaborado sobre la base de sus relevamientos semanales y de datos sobre costos de producción aportados por cooperativas provinciales y tarifas para el transporte de los granos.

El precio de referencia utilizado fue el equivalente al promedio de cotizaciones diarias de pizarra del mercado de Rosario de mayo y primera quincena de junio de este año, que era de 218,1 dólares por tonelada.

El informe aclara que no se tomaron en cuenta los aspectos impositivos sino el resultado en bruto para el productor antes de los impuestos, según informó la agencia Télam.

Siembra y cosecha de la oleaginosa
La superficie sembrada con soja en los doce departamentos del centro-norte de Santa Fe fue de 1.436.000 hectáreas, según los datos suministrados por el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA).

La cifra representó un aumento de 74.000 hectáreas (5,4%) respecto del ciclo previo, y es el tercer registro más elevado desde que el SEA documenta los doce departamentos.

De este total, el 62,5% correspondió a soja de primera (897.500 hectáreas), mientras que las restantes 538.500 hectáreas fueron cultivos de siembra tardía.

La superficie final cosechada fue de 1.420.430 hectáreas, con una pérdida de sólo el 1,1% sobre lo implantado.

La producción final en la campaña 2019/20 fue de 4,9 millones de toneladas, un registro inédito para la región, y con un aumento respecto de la campaña previa del 16,7%.

 
“Ello se logró gracias a un rendimiento promedio, también récord, de 34,7 quintales por hectárea, el cual se ubica un 16,2% por encima del promedio histórico”, agrega el trabajo.

En cuanto a la soja de primera, la producción final fue de 3,5 millones de toneladas, es decir casi medio millón más que el ciclo 2018-19, y el rendimiento promedio de la región fue de 39 quintales por hectárea.

Por otro lado, los cultivares de siembra tardía arrojaron un volumen de producto de 1.426.412 toneladas, un 23,7% por encima de la campaña previa, con un rendimiento promedio para la zona de 27,3 quintales por hectárea, muy por encima del promedio histórico.

publicidades.imagen.98ffbdd222878e47.696d6167656e2e676966

Boletín de noticias

300x700-2

Unica-445X354_servicios_CERESCIUDAD