Preventiva a un santafesino por estafar con criptomonedas

La prisión preventiva fue pedida por el fiscal de Rafaela. Está imputado de causar un perjuicio de más de 300.000 dólares en una estafa con criptomonedas
hacker-bitcoin

publicidades.imagen.bf79b346fb1ee563.696d6167656e2e676966

Un joven de 25 años acusado de estafar a un empresario de Rafaela con operaciones en criptomonedas por un total de 332.923,17 dólares quedó en prisión preventiva. La medida cautelar fue dispuesta por la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Cristina Fortunato, al hacer lugar al pedido formulado por el fiscal, Guillermo Loyola, en una audiencia desarrollada en los tribunales rafaelinos.
 
El representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA) explicó: "La magistrada entendió que había riesgos procesales y resolvió cautelar el proceso sin plazos con la privación de la libertad del imputado, tal como lo habíamos solicitado desde la Fiscalía".
Asimismo, señaló que "el imputado, cuyas iniciales son M. E. L. D. L., es un reconocido influencer en materia de criptomonedas, y en ese carácter entabló una relación de confianza con la víctima y le brindó asesoramiento para la compra de criptomonedas del tipo USDT”.

El fiscal detalló que "en junio de este año, dos representantes de la víctima se reunieron con el imputado en un departamento ubicado en Puerto Madero de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires". Y en esa misma línea indicó que "el investigado les vendió a 200 dólares un dispositivo Ledger (token), que garantiza el acceso exclusivo y el control absoluto de una wallet (billetera virtual), a fin de que el propietario administre los fondos de forma segura".

"En una clara maniobra de engaño por abuso de confianza, al configurar el dispositivo, el imputado extrajo la denominada «clave semilla»", explicó el funcionario judicial, para luego agregar que "de esta manera, se aseguró poder ingresar a la billetera virtual sin la autorización de su propietario y sin utilizar la «clave token»".

Loyola afirmó que "el empresario estafado estaba convencido de que tenía el manejo absoluto y exclusivo de la billetera adquirida y efectuó operaciones financieras a través de ella". Sin embargo, "el jueves 4 de agosto de este año, el imputado accedió sin autorización a la wallet de la víctima y sustrajo el saldo de 332.923,17 dólares que había disponible", indicó el fiscal. Y puntualizó que "transfirió el dinero a otras billeteras virtuales, entre ellas, a una de la que es titular en la plataforma Binance, a la que ingresó 172.853,97 USDT".

Y subrayó que "la estafa se configuró justamente porque revistió la suficiente entidad para engañar a la víctima y causarle un perjuicio económico".

Congelamiento de fondos
Loyola destacó que "tras recibir la denuncia y corroborar la existencia de dinero en la billetera de Binance a nombre del imputado, desde la Fiscalía solicitamos el congelamiento de esos fondos". En tal sentido, señaló que "en ese momento, la cuenta poseía una cifra aproximada a 120.000 USDT, y la medida logró efectivizarse por alrededor de 100.000 USDT".

“Luego se advirtió que, mediante la red social Twitter, el imputado se quejó de que no funcionaba la aplicación de Binance”, expuso el fiscal, y resaltó que "ante la previsión de que el investigado podía llegar a salir del país, enviamos un oficio a Migraciones y, efectivamente, fue detenido mientras intentaba viajar a la ciudad uruguaya de Montevideo”.

Sobre la prisión preventiva, indicó que "la jueza manifestó que las evidencias presentadas por el MPA son suficientes para acreditar la materialidad del ilícito y la probable autoría por parte el imputado”. Asimismo, explicitó que "si bien al imputado se le atribuyó la figura de estafa genérica –cuya escala penal mínima admite la modalidad condicional en caso de condena–, la magistrada consideró el perjuicio económico causado y el modo de consumación del hecho y sostuvo que la pena en expectativa es de cumplimiento efectivo".

Además, señaló que "la jueza planteó la existencia de peligros procesales, dado que la maniobra fraudulenta que se le endilgó al imputado se caracteriza por el anonimato, la descentralización y la desregulación". Al respecto, Loyola agregó que "ya que las operaciones con criptomonedas están fuera de los «radares» estatales, no es posible saber con certeza cuál es la verdadera situación patrimonial de M. E. L. D. L.".

Por último, el fiscal informó que "la magistrada contempló que el imputado intentó viajar al extranjero al notar que no podía utilizar la billetera a la que transfirió parte del dinero de la víctima, lo que da cuenta del riesgo de fuga".

multimedia.normal.b40f6cc91e053086.454c20494e464f524d45205745425f6e6f726d616c2e676966

Te puede interesar