Arranca el juicio por el femicidio de Silvia Quinteros y pedirán prisión perpetua para el acusado

La víctima, oriunda de la localidad de Hersilia, desapareció el 1 de agosto de 2019 y fue encontrada sin vida cinco días después, semienterrada en una fosa de tierra. Este miércoles comienza el juicio en San Cristóbal y pedirán prisión perpetua para el acusado, que era el esposo de la víctima.
11397-quinterossilvia

Este miércoles, en los Tribunales de San Cristóbal, comenzará el juicio oral y público por el femicidio de Silvia Quinteros, la mujer oriunda de Hersilia, quien murió por asfixia y fue encontrada sin vida y semienterrada en una fosa de tierra ubicada a 340 metros de la ruta nacional 34. El hecho ocurrió el 29 de julio de 2019. El acusado tiene 34 años y era el marido de la víctima.
 
Por los delitos que se le imputan -homicidio doblemente calificado (por el vínculo y por mediar violencia de género), explotación del ejercicio de la prostitución agravada, amenazas coactivas reiteradas y desobediencia a mandato judicial- la fiscal Favia Burella adelantó que solicitará la pena de prisión perpetua.

 Los alegatos de clausura fueron programados para el 1 de agosto y la sentencia del tribunal se dará a conocer el miércoles 3 de agosto próximo.

Qué le pasó a Silvia
La fiscal afirmó que el femicidio de Quinteros fue cometido entre las 11.30 y las 16 del lunes 29 de julio de 2019 en Hersilia. Según sus declaraciones, “el acusado le quitó la vida a su esposa por asfixia, y luego sepultó el cadáver en una fosa de tierra ubicada a 340 metros al este de la ruta nacional 34 y a 16 metros al sur de un camino rural en una zona en la que hay densa vegetación”.

 En este sentido agregó que “el acusado actuó con conocimiento y voluntad de causar la muerte de su cónyuge, con quien había mantenido una relación de 12 años y tenía tres hijos. Ese vínculo de pareja siempre estuvo caracterizado por el sometimiento de la mujer, la cual era víctima de violencia verbal, física y psicológica por parte del acusado”, agregó.

 Por último añadió que “la obligaba a ejercer la prostitución, la controlaba y participaba del producido económico del ejercicio habitual e indeter

 minado del trato sexual venal que prestaba la mujer”. En tal sentido, señaló que “desde 2009, la llevaba en su vehículo a distintos lugares a la vera de la ruta en jurisdicción de Arrufó, Ceres y Hersilia, donde se prostituía”.

 En relación al delito de desobediencia a un mandato judicial, la fiscal explicó que “el acusado incumplió esa imposición –vigente desde junio de 2019– que le prohibía acercarse a la víctima y a los hijos de ambos”.

multimedia.normal.b40f6cc91e053086.454c20494e464f524d45205745425f6e6f726d616c2e676966

Te puede interesar