San Cristobal: el boliche "Afrodita" podría cerrar sus puertas definitivamente

Regionales 09 de noviembre de 2020 Por Redacción del Informe
8 meses sin actividad llevó a los propietarios del boliche que tiene casi 20 años de trabajo ininterrumpido en la ciudad y en la región a tomar una decisión en los próximos días.
multimedia.normal.b041aa7e16313b60.576861747341707020496d61676520323032302d31312d30392061742031372e5f6e6f726d616c2e6a706567

La pandemia dejó sin actividad a un rubro que no tuvo visibilidad hasta la semana pasada cuando el Diputado Marcelo González presentó un proyecto en la legislatura para que los boliches reabran sus puertas con protocolos.

Afrodita va rumbo a cumplir 20 años de trabajo ininterrumpido en la ciudad. Recibía gente de todo el departamento, además de ciudades como Sunchales, Rafaela, Morteros entre otras. Todo se canceló aquel 19 de marzo de 2020 y la situación para los propietarios es cada vez más difícil, a punto tal que, deberán definir la continuidad o no el próximo mes de diciembre.

Afrodita funcionó hasta marzo en el Salón de la Sociedad Italiana. El lugar, ya es un icono en la noche sancristobalense, pero de no llegar a un arreglo, podría dejar de serlo.

 

Si bien esta urgencia llega de la mano del proyecto presentado el jueves pasado en la Cámara por el Diputado Marcelo González, tal vez, ya sea tarde. “El 27 de octubre presenté el proyecto en la Cámara de Diputados, espero pueda tener la aprobación de la Cámara en la próxima sesión. Ha habido muchos sectores que fueron invisibilizados, muchos sectores que desde marzo vienen padeciendo las consecuencias de la pandemia. Creo que es sus comienzos, en marzo, se tomaron las medidas correctas, pero, en la prolongación y la no planificación de la vuelta a la nueva normalidad eso desmorona cualquier intento de empresarios, comerciantes, es impresionante y todo es incertidumbre. Cuando uno habla con los que elaboran catering, alquilan salones para eventos, boliches, grupos musicales que son algunos de los sectores. La provincia de Santa Fe cuenta actualmente con un numero alto de contagios, pero, sabemos que estamos entrando en la etapa estival, donde se producen mayores aglomeramientos, reuniones familiares. Desde el estado estamos aumentando las fiestas clandestinas, estamos aumentando la posibilidad de contagio al no llevarlos a un ámbito con sus reglas y protocolos en el cual se pueda tener controlada la situación epidemiológica. Seguramente, con controles pueda llegar a darse algún contagio, pero seguramente en fiestas clandestinas se multiplicarán por decenas o cientos de casos.

Recordemos que hay empresarios del sector que están a punto de desaparecer si no se toman rápidas medidas. En diciembre, supuestamente tendremos una merma de casos, por eso el proyecto se presenta ahora, para contar con tiempo para que se regulen estas cuestiones, que se vea de qué manera se desarrollarán las mismas, debemos buscar alternativas, la salud mental de los adultos mayores y adolescentes está en riesgo, los adolescentes son transgresores por naturaleza y eso no quiere decir que todo lo estén haciendo mal, pero, ante tantos no, estamos posibilitando a que se hagan las cosas más. Este proyecto quiere que se planifique hoy lo que pasara en diciembre, enero y febrero. Si hacemos las cosas, con controles y protocolos, todos deberíamos poder disfrutar de algún evento que tengamos planificado como casamiento, o cumpleaños de 15. Las capacidades y la forma de movernos dentro de los eventos serán distintas, pero planifiquemos, que el empresario cuente con eso para saber qué hacer en diciembre” comentó el Diputado González

En este sentido, Sergio “Chechu” Arbizú, uno de los propietarios de Afrodita indicó que “después de 8 meses, la única persona que pensó en nosotros fue Marcelo González, no entiendo como no fue presentando por otros diputados de otras localidades como Rosario o Santa Fe donde hay más boliches y más fiestas clandestinas” comenzó.

“Corre peligro la continuidad de Afrodita. Si no llegamos a un arreglo, dejaremos de alquilar el salón, veremos más adelante si el salón esté disponible. Afrodita tiene casi 20 años, tengo mi vida ahí adentro.” Chechu Arbizú

 

 

Al presentar este proyecto se abre una puerta para volver a la actividad, claro que los gastos para abrir un boliche son casi los mismos si entran 400 o 2.000 personas, lo que hace que los propietarios se muestren muy cautelosos a la hora de tomar decisiones. Prefieren interiorizarse acerca de qué es lo que se aprobará y si será conveniente a la hora de regresar.

Arbizú fue determinante: “Llega tarde esta medida. En 8 meses nadie nos preguntó nada, nadie nos consultó qué paso con la gente que trabajaba ahí. Nosotros es lo de menos, mi socio y yo tenemos actividades paralelas, que no es lo mismo, pero pudimos sobrellevar la situación, pero la mayoría de los chicos que trabajaban con nosotros no tenían nada. Casi todas las semanas nos preguntaban si podíamos referenciarlos en algún trabajo, eso fue preocupante. Decimos casi 40 personas por fin de semana, sin contar los 15 adicionales de la policía que se contrataban por sábado. Donde los cruzas a los policías nos comentan de ese dinero extra que tenían por fin de semana. Empresas de transporte que traían a los chicos, los carribar que se instalaban a la salida del boliche para vender comida, proveedores de bebida esto es una cadena. Este rubro no pudo reabrir, no fue como otros rubros que volvieron a trabajar en algunos casos con menos gente, con otros sistemas de atención, nosotros no solo no volvimos, sino que, tenemos todos los meses que pagar, alquiler, impuestos, seguro leyes sociales, alarmas, cámaras etc, estamos pagando para no trabajar. Estamos muy molestos porque nadie se acercó a preguntarnos nada…no sé cuántos comercios en San Cristóbal cuentan con 30 empleados”.

Todas las partes aportaron su granito de arena, la Comisión de la Sociedad Italiana dejó sin cobrar el primer mes de alquiler y arreglaron el pago del 50% del mismo hasta diciembre, fecha que se deberá resolver la continuidad o no.

“Nosotros sacamos un crédito para afrontar los gastos, pensábamos que en noviembre esto se iba a reactivar, la plata no la tenemos más, tenemos que empezar a pagar la cuota y no podemos trabajar, doble problema. Si esto vuelve hay que ver de qué manera vuelve. Nosotros hasta diciembre soportábamos la situación sino lamentablemente tendremos que dar de baja la actividad, no podemos comprometernos a seguir poniendo plata. Si en diciembre no se reactiva la actividad, debemos reunirnos para saber si nos aguantan un tiempo más con el alquiler” detalló Arbizú.

 

La gran posibilidad es la apertura de Cataleya, que es al aire libre. Pero, el clima es el gran aliado y no siempre cumple. “No estoy enojado, estoy desilusionado, nos invadió la incertidumbre, después de 8 meses nadie tiene nada en claro.  Retomar la actividad será comenzar de nuevo. Será con las personas de nuestra ciudad y al aire libre. Hemos perdido contacto con toda la región y toda una generación que no ha salido y que no pudo vivir la experiencia. Debemos trabajar desde cero. Los chicos tienen ganas de volver y a nosotros nos quedan fuerzas. Si se dan las condiciones, estaremos analizando, evaluando. Reabrir insumirá una reunión con las partes comprometidas” concluyó Arbizú.

EL DEPARTAMENTAL

publicidades.imagen.98ffbdd222878e47.696d6167656e2e676966

Boletín de noticias

13_300x700

UNICA_Ceres