Cristina rechazó las acusaciones y apuntó contra los fiscales

La vicepresidenta se tomó una hora y media para responder a los fiscales que pidieron para ella 12 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. También criticó al tribunal.
cristina-conferencia

La vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, afirmó hoy que "nada, absolutamente nada de lo que dijeron (los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola al pedir 12 años de cárcel en la causa obra pública) fue probado" y desafió al tribunal que la juzga: "Me van a estigmatizar y por eso me van a condenar".

En una exposición que transmitió en vivo por la red social Youtube, Cristina Kirchner reiteró que en el juicio por la obra pública de la provincia de Santa Cruz entre 2003 y 2015 "la sentencia ya está escrita" e incluso señaló que los fiscales protegen al poder aun cuando para ello debieran eludir una investigación que apuntara a su propio difunto marido, Néstor Kirchner.

La vicepresidenta recordó que el empresario del Grupo Clarín Héctor Magnetto concurría a la Quinta Presidencial de Olivos a entrevistarse con Néstor Kirchner y que fue él quien antes de dejar el gobierno le firmó la fusión con Cablevisión.

"No sé si algún fiscal tomará nota para investigar si hubo algún acuerdo entre Kirchner y Magnetto", desafió.

A lo largo de una hora y media de exposición, Cristina Kirchner volvió sobre la teoría del lawfare, vinculó al presidente del tribunal oral Rodrigo Giménez Uriburu con la última dictadura, apuntó a Mauricio Macri como responsable de la situación que atraviesa judicialmente y aseveró que los empresarios cercanos al ex presidente eran "los dueños de los nueve millones de dólares que José López revoleó en un convento".

Sobre lo que le imputaron los fiscales, aseguró que "no sólo no fue probado sino que además se comprobó que era exactamente al revés de lo que decían", reiteró, al refutar uno de los principales elementos de cargo que exhibieron los fiscales para sostener que ella es la jefa de una asociación ilícita instalada en el gobierno: la información extraída del teléfono del ex secretario de Obra Públicas José Francisco López.

Del teléfono de López, los fiscales extrajeron comunicaciones con el empresario Lázaro Báez o su entorno, pero según exhibió Cristina Fernández sólo hubo seis contactos con el titular de Austral Construcciones y múltiples con otros empresarios, entre ellos Nicolás "Niki" Caputo, a quien calificó como el "hermano de la vida" del ex presidente Mauricio Macri.

Cristina decidió responder a través de sus redes sociales luego de la decisión del Tribunal Oral Federal (TOF) 2 de negarle contestar los cargos que se le formulan en el marco de la causa por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz a favor del empresario Lázaro Báez, durante sus gobiernos.

multimedia.normal.b40f6cc91e053086.454c20494e464f524d45205745425f6e6f726d616c2e676966

Te puede interesar