Ceres: la historia detrás de los chicos intoxicados con plomo

Interés General 28 de enero de 2021 Por Redacción del Informe
Norma Herrera la abuela de los niños dialogo con el medio Santafesino Aire Digital y dijo que ocupó el predio de la ex fábrica Nesalgo porque nadie quiso alquilarle una vivienda por su condición humilde. "Sabíamos que existía peligro, pero necesitábamos un techo", confesó tras sostener que nunca tuvo soluciones del Estado municipal.
isnpeccion-fabrica-3

Tiene ocho hijos y a pesar de estar sumergida en la pobreza siente orgullo de luchar “la diaria”. A los 51 años, Norma Herrera, la abuela de los niños intoxicados con plomo en la ciudad de Ceres, habló con Aire Digital sobre cómo fue el recorrido inmobiliario que la llevó, junto con su familia, a ocupar el predio de la exfábrica de baterías Nesaglio, en donde también residía Xiomara Crespi, la niña de dos años que falleció producto de una fuerte intoxicación con plomo en sangre.
 
"Fuimos con mi marido en moto a recorrer todo Ceres para tratar de conseguir alguna vivienda, pero como no teníamos garantías y al ser pobres no conseguíamos que nos alquilen”, explicó la mujer y aclaró que hicieron pública la situación, en agosto del año pasado, ante las autoridades municipales pero no encontraron soluciones.

“Vivíamos en una casa que alquilábamos con mucho esfuerzo. Sin embargo, nos enteramos que estaba mal construida ya que ocupaba terreno ajeno, por lo cual nos pidieron que nos vayamos, dándonos un par de días para hacerlo”, recordó.

 En medio de ese contexto, la mujer vio que el edificio de la exfábrica estaba abandonado, por lo que ingresó al lugar y evaluó asentarse allí. “Sabíamos que existía peligro pero necesitaba un techo para albergar a mi familia”, contó Norma y a su vez agregó que con los pocos pesos que había ahorrado realizó una serie de refacciones en el predio. Desde pintar las paredes y colocar unos caños hasta gestionar el suministro eléctrico.

Con el correr de los días, desde el Municipio ceresino tomaron contacto con la mujer. “Llamaron para avisarme que me iban a ayudar a conseguir una casa para que alquilemos”, recordó. La solución no llegó. Volvió a tener contacto con los funcionarios municipales recién a mediados de enero.

 Sin embargo, ya era tarde: Xiomara, una niña de dos años que residía con otra familia también en el predio de la exfabrica falleció en el hospital de Niños Orlando Alassia por intoxicación grave, causada por el alto porcentaje de plomo en sangre. Días después, dos nietos de Norma (de 1 y 3 años) debieron ser hospitalizados en el efector santafesino tras diagnosticarse la misma intoxicación que la niña fallecida.

 Tras tomar estado público el caso y luego de registrarse la muerte de la niña, una delegación de la Secretaría de la Niñez de Santa Fe se hizo presente en el predio este miércoles para evaluar la situación en la que vive Norma y el resto de su familia. Tal encuentro fue con el objetivo de encontrarle una solución al problema habitacional.

 Por el caso también se hicieron eco en el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático. Un grupo de funcionarios de esa cartera viajó hasta la localidad para tomar intervención. Según explicaron voceros del área a Aire Digital, en el predio se llevará a cabo un informe y a posterior un dictamen donde estarán incluidas las actuaciones que se realizaron desde Ambiente y Cambio Climático desde el 2004.

 Por último, quien también tomó cartas al asunto fue el fiscal federal de Rafaela, Gustavo Onel, que tras conocer la situación inició de oficio una investigación con el objetivo de determinar una responsabilidad penal en quien administró la empresa que fabricaba baterías en dicho predio y que utilizó un elemento altamente contaminante como lo es el plomo.

Fuente: Aire digital

publicidades.imagen.98ffbdd222878e47.696d6167656e2e676966

Mantente informado

Boletín de noticias

7bb026ea-b427-44e3-ad41-370ad39605e4