María Fernanda Chicco: a tres años de su asesinato

Locales 15 de febrero de 2018 Por
Este jueves 15 de Febrero se cumplen tres años de la muerte de esta joven ceresina. Asesinada por una menor de 16 años de Ceres. Se realizará una misa hoy y una marcha el domingo 18.
FER

Silvia y Javier, expresaron su dolor en conferencia de prensa. "Es una fecha muy triste para nuestra familia", expresó la mamá de fer.  "Son tres años de pedido de justicia y la asesina de nuestra hija está libre. Este jueves hay una misa para toda la comunidad a las 20hs. en la Parroquia y e domingo 18 a las 19hs frente del ferrocarril recordaremos con una movilización a fer. Es una oportunidad para que la gente pueda expresar el pedido de justicia para todos los legisladores para que la asesina de nuestra hija pague por la que hizo. Sentimos que las leyes no nos ampara, están a favor de los criminales. Los ciudadanos de bien estamos desprotegidos".

El domingo Silvia expresará en una carta todo los que "nosotros vivimos y sentimos en estos 3 años sin nuestra hija. Invitamos a todos a pedir Justicia por Fer. La asesina de Fernanda tiene que pagar, tiene una deuda con al sociedad, tiene que pagar lo que hizo. A nosotros ya nos arruinó la vida".

Que pasó con la asesina en este tiempo

K.Ñ. vive y estudia en la ciudad de Rosario junto a su madre y otros familiares. Cumplió con todo lo marcado por la ley. Según pudimos saber estuvo en la navidad en Ceres visitando a su padre que aún vive aquí.  Su aspecto se ve algo cambiado.

Ya cumplió la mayoría de edad. Existe la posibilidad de que un juez cambie la caratula de la causa a homicidio calificado con alevosía que es lo que pidió la fiscal. Igualmente la que decide es la jueza de menores. 

Aquel 15 de Febrero de 2015

Fernanda, la joven estudiante de cine, fue encontrada muerta en un aserradero a la vera de la ruta 34. Le faltaban el celular y las ojotas y le habían cortado un mechón de pelo. Había sangre por todos lados producto de los puntazos que le habían propinado con tijeras y cuchillos. También había sido ahorcada con un alambre.
La bicicleta con la que se había dirigido a ese lugar estaba sobre su cuerpo sin vida. Ella salió de su casa cerca del mediodía del domingo 15. La joven había recibido un mensaje del celular de su novio Rodrigo que le decía que la esperaba en un aserradero. Pero  no fue así. Rodrigo denunció que la presunta asesina le había robado el teléfono y desde allí habría escrito el mensaje. “Me sacó el celular cuando me dormí. Le mandé un mensaje a Fer avisándole que ella se había llevado el teléfono y al otro día, por medio de Facebook, le afirmé que seguía sin celular”, aclaró. “Jamás desearía que le pasara algo, jamás sería cómplice de algo semejante”, remarcó, y agregó que la acusada “era una ex que no quería salir de mi vida”.
Las cámaras de seguridad de la zona registraron a K.Ñ. arrastrando el cuerpo de Fernanda. “Cuando aún estaba buscando a mi hija fui hasta su casa para saber si ella sabía algo. Con una frialdad indescriptible me miró a los ojos y me dijo ‘No la vi’”, recuerda con indignación Silvia.

“Estamos en presencia de una psicópata que tenía conciencia de lo que hacía. Este tipo de personalidades se caracterizan por presentar falta de consideración, falta de afecto y ausencia de culpa. En este caso, la acusada no tenía culpa y lo demostró en el tratamiento posterior a la muerte”, dijo Parma.
K.Ñ. siguió su vida con total normalidad: pasó la tarde con su familia, subió fotos a Instagram, participó de distintos festejos y le negó a la madre de Chicco haber visto a la joven. Fue detenida el mismo día del hallazgo del cuerpo en un cumpleaños. No opuso resistencia, tampoco se inmutó. El final de su rival estaba consumado".

Boletín de noticias