Crisis de empresas: se suman las de alimentación

Economía 12 de julio de 2019 Por
Trabajadores de la firma Tía Maruca denunciaron atrasos salariales en la planta de San Juan y aún no cobraron el medio aguinaldo.
0027115292

El veranito cambiario no calienta la economía real. En un contexto en el que cayeron más de 7.500 empresas durante 2019, nuevos establecimientos entran en crisis. En San Juan, los 400 trabajadores de la fábrica de galletitas Tía Maruca denunciaron el atraso salarial como producto de la difícil situación financiera de la firma. En Buenos Aires, cerró la filial argentina de la editorial SM y despidió a 200 personas.

La empresa Tía Maruca, popular por sus galletitas, se suma a la larga lista de compañías con problemas provocados por la crisis económica. Los 400 trabajadores de la fábrica en San Juan aún no cobraron el aguinaldo y hace meses que perciben el sueldo con demoras. Esa misma planta estuvo a punto de cerrar hace dos años y fue salvada por el actual dueño, quien decidió comprársela a Pépsico.

El Sindicato de la Alimentación de San Juan se manifestó ayer en alerta ante la situación. El subsecretario de Trabajo de San Juan, Roberto Correa Esbry aseguró que "la disminución de las ventas y el aumento de las materias primas los llevó a un desfase financiero".

Tía Maruca nació en 1998. En marzo de 2017 la compañía compró la fábrica de San Juan que pertenecía a Dilexis, una empresa del grupo Pepsico que ya había decidido su cierre. En ese momento, el CEO de la empresa, Alejandro Ripani, prometió mantener las fuentes de trabajo. El derrumbe del mercado interno y el alza de costos por los tarifazos de servicios públicos y el aumento de las tasas de interés terminaron por complicar la ecuación de la empresa.

Por otra parte, la editorial SM, con sede en España, decidió cerrar su filial argentina despidiendo a alrededor de 200 personas. El argumento fue la situación económica que atraviesa el país.

SM es una de las más importantes editoriales del rubro infantil y juvenil.

Pese a que la estabilidad cambiaria de las últimas semanas alentó al gobierno a promocionar la imagen de una desaceleración en la caída de la actividad económica, la realidad es que la crisis no cede.

Esta semana, el Centro de Economía Política (Cepa) difundió un informe en el que se indica que en lo que va del año cerraron 7.518 pequeñas y medianas empresas -con menos de cien trabajadores-, mientras que desde finales del 2015 hasta la actualidad, la cifra se eleva a 15.424.

En diciembre de 2018, en el país funcionaban 551.412 pequeñas y medianas empresas, mientras que en en abril de este año el número descendió a 543.894, por lo que se desprende que en lo que va del 2019 son 7518 las empresas que cerraron sus puertas.

Por otro lado, el informe también reveló que entre 2016 y 2018 se registraron 246 procesos preventivos de crisis, mientras que el año pasado se registró el pico de la última década.

"La sensible reducción en la cantidad de empresas tiene al menos cuatro ejes fundamentales: el aumento del costo de financiamiento, la caída del poder adquisitivo, el aumento en los servicios (electricidad, gas, agua) y la apertura importadora", señaló el estudio del Cepa.

A la lista de cierres se sumó ayer la sucusal Lavalle del Palacio de la Papa Frita, el tradicional restaurante porteño, que nació en 1952 y pasó a la historia por sus milanesas con papas soufflé. Uno de los locales, ubicado en calle Lavalle, colgó un cartel de despedida.

Fábricas de alimentos. Denuncian crisis laboral en San Juan.

Periódico EL INFORME de Ceres

Edición Digital de EL INFORME de Ceres. Desde 1999 informando al Noroeste de Santa Fe y Sur de Santiago del Estero.

950_x_200_px

Boletín de noticias

16_CeresCiudad_publicar-hasta-el-16nov_350x450

Unica-445X354_servicios_CERESCIUDAD